Sin Salah, los goles de Mané y Firmino mantienen la racha del Liverpool

El Liverpool de Jürgen Klopp, sin Mohamed Salah, sufrió este sábado en casa del Crystal Palace, pero gracias a los goles de Sadio Mané y Roberto Firmino logró un triunfo más en esta Premier (1-2), en la que, con 12 victorias y un empate, ninguna derrota, va lanzado en busca de ser campeón de Inglaterra por primera vez desde 1990. Los ‘reds’ llevan 30 encuentros sin perder. El de este sábado fue un triunfo de los que, tal y como fue el partido, a veces deciden los títulos.

Fue un encuentro en el que el campeón de Europa, que el miércoles recibe al Nápoles en un partido clave de la liguilla de Champions, tuvo dificultades. A los ‘reds’, sin mordiente en la primera parte, les costó mucho avanzarse en el marcador ante el Palace de Roy Hogdgson (ex técnico del Liverpool) y también defender el providencial gol de Mané. El extremo senegalés marcó en el 49’ tras recibir un balón de Andy Robertson, recuperado de sus molestias en un tobillo.

Primero, Sadio Mané
No supuso el tanto de Mané el final de los problemas del Liverpool en Selhurst Park, porque el Crystal Palace no se rindió. Y no sólo el equipo de Klopp no aumentó su ventaja para lograr la tranquilidad, sino que el conjunto de Hodgson se creció en busca de al menos evitar la derrota y tuvo varias ocasiones poniendo a prueba a un Virgil van Dijk de nuevo decisivo para su equipo. Vicente Guaitam portero del Crystal Palace, protagonizó un paradón en una gran disparo de Roberto Firmino.

Zaha nivela para el Crystal Palace
Wilfred Zaha logró finalmente en el 82’ el gol que nivelaba el marcador, asistido por Andros Townsend, tras una gran jugada en la que combinó con Benteke y en la que sorprendió a la defensa de los ‘reds’. Selhurst Park estalló de alegría y el Crystal Palace no renunciaba incluso a conseguir la victoria.

Pero, cuando Klopp ya había ordenado a Salah que se preparara para saltar al terreno de juego (el egipcio había sido reservado por sus problemas en un tobillo), apareció Firmino, con ese don para buscar los espacios, para asociarse con sus compañeros, para aprovechar cada hueco, para ver el fútbol como muy pocos, aprovechó un rechace en el 85’ y dio el triunfo al Liverpool, lanzado a por su sueño de ser campeón de Inglaterra por primera vez desde 1990. Salah volvió a sentarse en el banquillo. Esta misma tarde el Manchester City de Pep Guardiola, 4º ahora a 12 puntos del Liverpool, recibe al Chelsea de Frank Lampard, 3º a 11.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *