Las 5 claves del fiasco de Emery en el Arsenal

Unai Emery ya es historia en el Arsenal. El técnico guipuzcoano fue destituido este viernes siendo la derrota sufrida este jueves ante el Eintracht de Frankfurt (1-2) la gota que colmó el vaso. Tras poco más de un año desde su aterrizaje Emery sale habiendo sido finalista de la Europa League el pasado curso, pero sin lograr la clasificación para la Champions League del presente y con el equipo descolgado de la zona alta de la Premier League 2019/20.

El fin de la ‘era Emery’ como ‘gunner’ responde principalmente a los resultados del equipo, pero los mismos han tenido unas circunstancias detrás que sin duda han influido.

Estas son las 5 claves que han propiciado que su proyecto no fuese exitoso y, por ende, su destitución.

1. La sombra de Wenger
¿Han escuchado alguna vez aquello de que ‘cualquier tiempo pasado fue mejor’? Pues sin duda que a Unai Emery le ha pesado en su contra el legado de su antecesor como técnico del Arsenal. El guipuzcoano llegó al Emirates Stadium para sustituir a Arsene Wenger, que llevaba 18 años en el cargo, y sin duda que las comparaciones con el francés han sido una constante. Los aficionados del Arsenal recuerdan los títulos logrados de la mano de Arsene, pero quizá pasando en demasía por alto la diferencia entre el potencial de la plantilla actual y otras del pasado.

2- El desequilibrio de la plantilla
Cuando cuentas con Aubameyang, Lacazette y Nicolas Pépé para el ataque se entiendo que tienes que luchar por todos los títulos. Y en cierto modo tiene sentido. Pero al recordar que en defensa el nivel de tus jugadores baja ostensiblemente respecto al de los mencionados, la cosa cambia. En términos de funcionamiento colectivo Emery ha hecho un buen trabajo para armar su defensa, pero en lo individual las carencias han hecho mella.

3- La ausencia de un ‘once’ tipo
No ha llegado a acontecer la existencia de un equipo titular de los que se dicen de carrerilla sin miedo al error. A pesar de estar más de un año en el cargo, por varios motivos Unai Emery nunca ha llegado a armar un ‘once’ tipo. Ha habido demasiadas idas y venidas en este sentido.

4- Problemas en el vestuario
¿Se acuerdan de Mesut Özil? Pues está en el Arsenal. Pero a duras penas dispone de minutos de juego. Y no porque se le haya olvidado jugar a fútbol ni porque haya perdido la gran calidad que atesora en su pierna izquierda, sino por un tema de actitud. Estas circunstancias sin duda que no ayudan al entrenador cuando hablamos del que tiene que ser uno de los jugadores más importantes de este camiseta de futbol Arsenal replica.

5- La irrupción ‘interruptus’ de algunos
Metteo Guendouzi, Maitland-Niles, Lucas Torreira, Dani Ceballos o Héctor Bellerín, por nombrar a algunos, son jugadores sobre los que se piensa que tienen un esplendoroso futuro, pero a día de hoy no han desarrollado ni mucho menos todo su potencial. Es más, se esperaba que para 2019 ya hubiesen llegado a un nivel superior al que tienen. Esta circunstancia tampoco ha ayudado a Emery.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *